Lo que todo estudiante debería saber sobre seguridad personal

Es época de vuelta al cole para los más pequeños pero también para los más creciditos, porque es momento de empezar institutos y universidades. Y es que los estudiantes más mayores también tienen que tener en mente la seguridad y estar atentos a lo que les rodea. Que te puedas cuidar solo no significa que no haya que tener los ojos abiertos. Siempre es importante estar preparado, por supuesto en tu barrio, pero más si estás en un entorno nuevo, como el campus. Hay que estar alerta. Es fácil pensar que a ti justo no te va a pasar nada. Pero no hay que ir «de sobrado». Tampoco es cuestión de obsesionarse, pero puedes minimizar los riesgos siguiendo algunos consejos personales, básicos pero muy importantes. Por eso desde el Blog de la Seguridad de ADT queremos compartir algunas claves para ello.

Utiliza el “método del compañero” y ten a mano el móvil

El grupo es más seguro, así que desplázate con un grupo mejor que solo. Para tu seguridad personal, asegúrate de que tu móvil tiene números de emergencia preprogramados que incluyan el servicio de seguridad del campus. Otra buena práctica de seguridad es tener un cargador de móvil extra para llevar siempre contigo (en el coche, mochila…) por si necesitas utilizar el teléfono en caso de emergencia y se te ha acabado la batería. Porque con el tema de Internet la batería ahora no dura nada y te puedes encontrar con que se te apaga el móvil cuando más lo necesitas (te suena esto, ¿verdad?).

Si ves algo, di algo

Siempre di a alguien dónde vas, con quién y cuando esperas volver. Esto es muy importante cuando sales del campus o vas a una cita, por ejemplo. Si tus planes cambian, contacta con tus amigos para que sepan a dónde vas. Evita los atajos desolados de los campus, especialmente de noche. Si ves alguna actividad sospechosa, gente o vehículos, informa al servicio de seguridad del campus en el momento. Recuerda: SI VES ALGO, DI ALGO. Es mejor decirlo y equivocarte que callarte y arriesgar tu seguridad personal y la de los demás.

Asegura la puerta de tu dormitorio y protégete contra intrusiones

Intenta asegurar la puerta de tu dormitorio cuando te instales. No importa si vives en una residencia o un piso compartido. Necesitas una buena cerradura e incluso puedes pensar en una alarma inalámbrica, que son baratas e incluso te la puedes llevar a tu siguiente residencia.

Recuerda que la puerta de entrada es la barrera entre tú y alguien que intente entrar. Puedes apuntalar la puerta de tu dormitorio de alguna manera, pero asegúrate de que no violas normas de seguridad anti-incendios. Asegurar la entrada principal de tu dormitorio, apartamento o casa es extremadamente importante, porque es el punto de entrada más común para los criminales.

Consejos de seguridad personal

La seguridad personal empieza contigo. Nunca vayas a una fiesta solo. Siempre lleva a un amigo contigo. Nunca aceptes una bebida de un extraño o de una persona que no conozcas. Si no ves cómo preparan la bebida, no la bebas, y nunca la pierdas de vista. Estos días han aparecido en las noticias escalofriantes reportajes sobre abusos a chicas por este tema. Así que no os lo toméis a broma, hay que tener cuidado con esto.

Y nunca participes en novatadas. Muchas veces pueden ser peligrosas. La universidad es un momento para aprender y descubrir lo que significa ser un adulto responsable. Puedes sacar un montón de buenas experiencias de estos años; mantenerse vigilante y tomar responsabilidad de tu seguridad es una buena manera de añadir un experiencia positiva a tu vida universitaria. ¡Eso sin hablar de que tus padres y familia respirarán tranquilos sabiendo que sabes cuidarte solo! Y por cierto, si necesitáis saber cualquier cosa con respecto a los servicios universitarios, en la web del Ministerio de Educación podéis encontrar un listado de todas las universidades españolas con links a sus páginas donde encontrar información de utilidad y recomendaciones. Dicho esto, ¡a empezar bien el curso!

Deja una respuesta