¿Qué es una bomba de calor y cómo funciona?

Ahorrar energía, así como cuidar el planeta y nuestra economía son los mayores retos de nuestro tiempo. En el mercado encontramos múltiples alternativas para ahorrar energía al mismo tiempo que cuidamos el planeta y elegir entre tantas opciones puede resultar abrumador. Por ello, en este artículo te presentamos uno de los sistemas que obtiene un mejor rendimiento, las bombas de calor. Quizá te preguntes qué es una bomba de calor y cómo funciona. A continuación responderemos a todas estas preguntas de forma comprensible, sencilla y directa para que puedas tomar la mejor decisión posible a la hora de elegir una opción que te ayude a ahorrar energía al mismo tiempo que calienta o enfría una casa, negocio o edificio.

Bombas de calor: características y componentes

Una bomba de calor es un dispositivo que sirve para aclimatar un espacio, es decir, tanto para calentarlo como para enfriarlo. Las bombas de calor consiguen esto cambiando de estado un fluido refrigerante. Dichos cambios bien producen calor, bien lo absorben, consiguiendo así calentar o enfriar un espacio.

Antes de describir qué es una bomba de calor y cómo funciona exactamente, os explicaremos las partes de las que se compone:

  1. Válvula de expansión: nos ayuda a regular el flujo del refrigerante del condensador al evaporador y viceversa.
  2. Evaporador: permite que dos fluidos a temperaturas distintas entren en contacto, evaporando el refrigerante en estado líquido.
  3. Compresor: aumenta o reduce la presión del fluido refrigerante.
  4. Condensador: igual que el evaporador, permite que dos fluidos a temperaturas distintas entren en contacto. Sin embargo, en este caso, se condensa el refrigerante en estado gaseoso y lo transforma en líquido.

¿Qué es una bomba de calor y cómo funciona exactamente?

Para saber qué es una bomba de calor y cómo funciona, debemos entender que los cambios de estado de un fluido producen o absorben calor. De esta forma, cuando el fluido refrigerante se evapora (es decir, pasa de estado líquido a gaseoso) absorbe calor, enfriando un espacio. 

De forma inversa, cuando el fluido refrigerante se condensa (es decir, pasa de estado gaseoso a líquido) genera calor, permitiendo calentar un espacio. Estas sencillas leyes termodinámicas son la base del ingenioso e inteligente sistema climático que ofrecen las bombas de calor.

Para que estos procesos puedan llevarse a cabo es necesario que el fluido refrigerante experimente distintos cambios de presión que favorezcan su condensación o su evaporación. De ahí la importancia de que toda bomba de calor cuente con un compresor.

Beneficios de las bombas de calor: 70% de ahorro energético

Ahora que ya sabes qué es una bomba de calor y cómo funciona puedes comprender mejor por qué supone un ahorro energético y económico tan significativo. A diferencia de sistemas más tradicionales como el gas, el butano o la electricidad, las bombas de calor, que utilizan a nuestro favor los principios termodinámicos, son capaces de producir más energía de la que consumen.

De esta forma, gracias a su diseño inteligente, consiguen ahorrar energía en un 70% más que los sistemas tradicionales. Si estás pensando en instalar uno de estos sistemas, te invitamos a echar un vistazo a la serie YORK® Amichi™ de enfriadoras y bombas de calor condensadas por aire con compresor Scroll DC Inverter. Estas bombas de calor condensadas por aire no solo ofrecen un rendimiento energético muy por encima de otras tecnologías parecidas, sino que su completa adaptabilidad permite una eficiencia comprometida con los objetivos de sostenibilidad y una fiabilidad de larga duración. 

¿Quieres comenzar a ahorrar al mismo tiempo que ayudas al planeta a avanzar hacia el futuro? Te recomendamos echar un vistazo a este artículo donde te lo contamos todo sobre esta tecnología revolucionaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.